Make your own free website on Tripod.com

Cerrar

Huerta Casera      

"Cualquier espacio del patio es bueno para que nunca falten verduras en la mesa familiar"

La huerta orgánica constituye para la familia la forma natural y económica de producir verduras sanas durante todo el año. Estos días son particularmente propicios para preparar la siembra directa e indirecta para la temporada otoño invierno que se avecina.

Una familia de cuatro a cinco miembros no necesita contar con un terreno amplio para obtener hortalizas frescas, ya que una buena producción se puede lograr en un área reducida del patio hogareño. Lo aconsejable es realizar un buen trabajo de la tierra y respetar tres principios fundamentales: la asociación de plantas; una rotación adecuada y la correcta utilización de abonos orgánicos.

Cuatro o cinco canteros o tablones son suficientes. Una vez que el terreno esté limpio de maleza, piedras y vidrios, lo conveniente es marcar los canteros con estaca e hilos. Para caminar sin problemas conviene dejar senderos de 30 a 40 centímetros de ancho entre canteros.

Para preparar el abono compuesto son de utilidad: cáscaras de frutas, restos de verduras, cáscaras de huevo, yerba, te, café, huesos molidos y hojas en general. No deben utilizarse: vidrios, huesos enteros, carne, grasas, plásticos ni latas.

La pila de elementos propicios debe ser regada para asegurar una buena cantidad de humedad, protegiéndola con algún material (plástico o chapa) para evitar que la lluvia perjudique la fermentación del preparado.

La siembra
Tanto para la temporada otoño-invierno o primavera-verano, la siembra se realiza en forma directa o por almácigos. A partir de febrero se puede sembrar en forma directa lechuga, habas, arvejas, betarraga, acelga y espinaca. El ajo también es de siembra directa y se aconseja colocar en el surco un diente cada 15 o 20 centímetros.

En la presente temporada la producción de brócoli, coliflor, repollo; puerro y cebolla, se realiza a través trasplantes. Los almácigos se pueden hacer en cajones, en bandejas de huevos. En ellos se coloca tierra gorda, bien refinada, ubicándoselos sobre ladrillos en un lugar abrigado y con luz. En este mes se aconseja mantenerlos a “media sombra”, para atenuar la acción del sol, en época de elevadas temperaturas.

En el caso de las hortalizas de hojas es conveniente efectuar el trasplante cuando la plantita tiene 3 ó 4 hojas. Para germinar tardan de 15 a 20 días y por eso el trasplante se hace a los 30 a 45 días de la siembra.

Al puerro y la cebolla es conveniente trasplantarlos al lugar definitivo de cultivo, cuando el tallo alcance los 10 centímetros.

Asociación de cultivos
Asociar los cultivos significa sembrar o plantar juntas aquellas plantas que, por uno u otro motivo se complementan beneficiándose entre sí. Los alimentos se producen imitando modelos que se dan en la naturaleza, donde ciertas plantas crecen mejor estando en compañías de otras. No todas se llevan igualmente bien, por lo que es conveniente conocer las buenas y malas compañías entre los vegetales.

Un ejemplo de asociaciones está dado entre plantas de raíz (remolacha, zanahoria) y verduras de hojas (lechuga, escarola, espinaca) que extraen nutrientes de distinta profundidad. En otros casos algunas plantas repelen insectos, mientras que otras hospedan insectos benéficos. Un ejemplo de asociación en este caso lo constituyen el puerro o cebolla con zanahoria; la albahaca con tomate y la remolacha con repollo.

Los insectos
A la hora de controlar el ataque de los insectos a la huerta familiar también es conveniente acudir a los preparados caseros, de fácil preparación .

Purín de ortigas : es básicamente preventivo del ataque de los insectos. En un recipiente no metálico se dejan macerar, durante dos días, 100 gramos de ortiga en 10 litros de agua. Después se pulveriza.

Solución de tabaco : Controla cochinillas, pulgones y gusanos. Para su preparación, macerar 50 gramos de tabaco en 1 litro de agua, agregándole 10 gramos de jabón blanco. Se pulveriza diluyendo en 4 litros de agua.

Alcohol de ajo : Se utiliza ante el ataque de ácaros, pulgones y gusanos. Seleccionar 4 ó 5 dientes de ajo, medio litro de alcohol fino y medio litro de agua. Pasarlo por la licuadora durante 3 minutos y luego se cuela y conservarlo tapado en la heladera, hasta el momento de su utilización.

Recomendaciones
- Al cosechar la lechuga, no arrancar la planta; solo cortar las hojas externas dejando el corazón en la planta. De esta forma vuelve a crecer rapidamente.
- Sembrar las semillas de tomates en diferentes cuatrimestres para tener cosechas en diferentes épocas del año.

Cerrar